En tu biblioteca...

29 noviembre, 2010

Cuento colectivo: EL DIAMANTE PERDIDO

Los alumnos de 5º grado del turno mañana crearon un cuento de aventuras incorporando las provincias de nuestro país...

EL DIAMANTE PERDIDO

Homero y Elisa encontraron un escrito acerca de un diamante poderoso en un baúl en el sótano de su casa de Buenos Aires. Decidieron ir a buscarlo por todo el país.

Elisa convenció a Homero para ir a buscarlo a La Pampa porque era una provincia con lindos paisajes. Buscaron en arbustos, cabañas y hasta en cuevas, pero no encontraron nada.

Homero dijo que seguro estaba en Entre Ríos. Cuando llegaron estaban los carnavales y mientras miraban, buscaban y preguntaban la pasaron bomba, pero no lo encontraron.

Aunque estaban cansados siguieron su búsqueda hasta Neuquén. Allí escalaron montañas, jugaron con la nieve y no encontraron nada.

Fueron hacia Salta y ahí buscaron por todas partes. Era una provincia hermosa, lástima que los atacaron unas serpientes venenosas. Corrieron tanto que llegaron a Catamarca. Homero y Elisa se subieron a un burro y buscaron, y también pasearon.

De allí fueron a Formosa, su clima era muy bueno aunque llovía un poco. No buscaron tanto, pero Elisa quería jugar otra vez con la nieve así que fueron a Santa Cruz. Tampoco encontraron el diamante pero hicieron un hermoso muñeco de nieve.

Cerraron los ojos y aparecieron en La Rioja. Allí había un caballo y le preguntaron si los podía llevar hasta Jujuy. Cuando pasaron por Tucumán descansaron en Tafí del Valle y aunque buscaron el diamante, no estaba. Cuando llegaron a Jujuy hacía muchísimo calor, así que esperaron hasta la noche.

Homero y Elisa fueron a misiones y caminaron hasta una granja para tomar dos caballos. Se montaron y fueron hasta Río Negro. Ahí encontraron un perro, le preguntaron si había visto un diamante y el perro les dijo que, como había nevado, seguro que no encontrarían nada.

Homero convenció a Elisa para ir caminando hasta Chubut, pero como hacía mucho frío Elisa quiso ir a San Luis.

En San Luis el clima era ideal y a Homero le encantaron las sierras. Buscaron entre tanta vegetación pero, del diamante, ni noticias.

Los chicos estaban jugando, y cuando se cansaron fueron en caballo hasta Santiago del Estero. No había mucha vegetación y el suelo era árido, asi que no les costó tanto buscar. No encontraron nada y fueron a Chaco. Allí vieron muchos arbustos y se encontraron con u yaguareté. El animal los ayudó a buscar y los acompañó hasta Corrientes.

En ese lugar se encontraron con una anaconda y se asustaron tanto que corrieron hasta Santa Fe. Ya estaban sin ganas de buscar.

Homero y Elisa fueron a Tierra del Fuego, hacía mucho, pero mucho, frío, buscaron bajo la nieve y, como estaban casi congelados, viajaron a Mendoza.

E n Mendoza el clima era mejor así que mientras buscaban el diamante se llenaron de yuyos. Cansados, pero contentos y sucios, fueron hasta san Juan. Allí se quedaron una semana, pero no encontraron nada. Homero y Elisa estaban muy tristes.

Homero invitó a Elisa a la casa de su abuela en Córdoba.

Elisa dijo -Vamos! Y se fueron a ver a la abuela Pocha. Cuando llegaron le contaron a la vuela todo y también le dijeron que nunca lo encontrarían porque ya habían buscado por todo el país. Pocha no les dijo nada. Se fue y les trajo una caja.

Cuando la abrieron…¡Era el diamante! Y lloraron de emoción. Como tenía poderes, pidieron que Pocha se volviera niña y los tres vivieron muchas aventuras juntos. ¡Fin!

Autores:5º A T. M.

No hay comentarios.: