En tu biblioteca...

27 agosto, 2009

Festival Multidisciplinario de Arte ENLACES

Te invitamos a la sexta edición del
Festival Multidisciplinario de Arte
ENLACES
del 27 al 30 de agosto Horario: de 15 a 22.30 hs Valentín Gómez 4752 // Caseros
Universidad Nacional de Tres de Febrero entrada libre y gratuita!
podés consultar la programación y toda la info en nuestro blog

20 agosto, 2009

Prospecto para que las niñas y los niños quieran leer (¡y los adultos también!)

Indicaciones
  • Leer por las noches, antes de dormir.
  • Crear situaciones agradables y de juego a partir de una lectura.
  • Visitar la biblioteca de la escuela, la biblioteca popular, la más cercana, la de un vecino... cualquiera y hacerse socio para pedir libros prestados.
  • Visitar las ferias del libro y si no hay, ¿Por qué no proponerle a las maestras o a los municipios que la organicen?
  • Visitar librerías, mirar libros, revisarlos y comprar de vez en cuando alguno.
  • Llevar un libro a las consultas médicas, a los lugares de espera, a los viajes, etc.
  • Armar una pequeña biblioteca en el dormitorio, en la casa para tener siempre a mano la posibilidad de leer.
  • Compartir historias leídas.
  • Narrar historias de la familia, de los abuelos, etc.
  • Leer tomando de la mano al niño/a a la luz de la linterna, debajo de una sábana, un cuento de miedo.
  • Consultar en libros, diarios, revistas o lo que sea, pa averiguar las preguntas que surgen, como por ejemplo "¿Cómo era un tiranosaurio?"
Contraindicaciones
(Acciones que no ayudan para nada)
  • Obligar a leer.
  • Mandar en penitencia a leer.
  • No dejar que los chicos hojeen los libros de atrás para adelante o como mejor les guste.
  • No dejar que elija el libro que quiere leer.
  • Interrumpir la lectura con preguntas cuando se está en lo mejor.
Fuente: Sana sana, colita de rana. Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba. Programa de promoción de la Lectura "Volver a leer".

06 agosto, 2009

Derechos universales de las niñas y de los niños a escuchar cuentos

Toda niña y todo niño goza a plenitud del derecho a conocer los cuentos, poesías y leyendas de su país.
Derecho a inventar y contar sus propios cuentos, así como a modificar los ya existentes creando su propia versión.
Derecho a escuchar cuentos sentado en las rodillas de sus abuelos; aquellos que
tengan vivos a todos sus abuelos podrán cederlos a otros niños y niñas. Del mismo modo, aquellos abuelos y abuelas que carezcan de nietos y nietas están en libertad de acudir a escuelas, parques y otros lugares de concentración infantil en donde, con entera libertad,
podrán contar cuantos cuentos quieran.
Todo niño y toda niña, sin distinción de raza, idioma, sexo o religión, tiene el derecho a escuchar los más hermosos cuentos de la tradición oral, especialmente aquellos que estimulen su imaginación y su capacidad crítica.
Derecho a exigir cuentos nuevos; los adultos están en la obligación de nutrirse
permanentemente de nuevos e imaginativos relatos, propios o no, con o sin reyes, largos o cortos; lo único obligatorio es que éstos sean hermosos e interesantes.
Todo niño y toda niña que por una u otra razón no tenga a nadie que cuente cuentos, tiene absoluto derecho a pedirle al adulto de su preferencia que se los cuente, siempre y cuando éste demuestre que lo hace con amor y ternura, que es del único modo como se cuentan los cuentos.
Derecho a quedarse dormido/a mientras le leen un cuento.
Derecho a exigir que sus padres y maestros le cuenten cuentos a cualquier hora
del día. Aquellos padres o maestros que sean sorprendidos negándose a contar un cuento a un niño, no sólo incurren en delito de omisión culposa, sino que se están autocondenando a que sus hijos y alumnos jamás les vuelvan a pedir otro cuento.
Derecho a pedir otro cuento, y a pedir que le cuenten un millón de veces el mismo cuento.
Derecho a crecer acompañado de un "Había una vez...", palabras mágicas que abren las puertas de la imaginación en la ruta hacia los sueños más hermosos de la niñez.