En tu biblioteca...

30 noviembre, 2008

Cuento completo: La tortuga gigante de Horacio Quiroga (1878-1937)

  • Es el cuento más leído por quienes votaron en la encuesta, gracias por participar!!!
Había una vez un hombre que vivía en Buenos Aires, y estaba muy contento porque era un hombre sano y trabajador. Pero un día se enfermó y los médicos le dijeron que solamente yéndose al campo podría curarse. El no quería ir, porque tenía hermanos chicos a quienes daba de comer; y se enfermaba cada día más. Hasta que un amigo suyo, que era director del Zoológico, le dijo un día: -Usted es amigo mío y es un hombre bueno y trabajador. Por eso quiero que se vaya a vivir al monte, a hacer mucho ejercicio al aire libre para curarse. Y usted tiene mucha puntería con la escopeta, cace bichos del monte para traerme los cueros, y yo le daré plata adelantada para que sus hermanitos puedan comer bien. El hombre enfermo aceptó, y se fue a vivir al monte, lejos, más lejos que Misiones todavía. Hacía allá mucho calor, y eso le hacía bien. Vivía solo en el bosque y él mismo se cocinaba, Comía pájaros y bichos del monte, que cazaba con la escopeta, y después comía frutas. Dormía bajo los árboles y, cuando hacía mal tiempo, construía en cinco minutos una ramada con hojas de palmera, y allí pasaba sentado y fumando, muy contento en medio del bosque, que bramaba con el viento y la lluvia. Había hecho un atado con los cueros de los animales, y lo llevaba al hombro. Había también agarrado, vivas, muchas víboras venenosas, y las llevaba dentro de un gran mate, porque allá hay mates tan grandes como una lata de querosene. El hombre tenía otra vez buen color, estaba fuerte y tenía apetito. Precisamente un día en que tenía mucha hambre, porque hacía dos días que no cazaba nada, vio a la orilla de una gran laguna un tigre enorme que quería comer una tortuga, y la ponía parada de canto para meter dentro una pata y sacar la carne con las uñas. AI ver al hombre el tigre lanzó un rugido espantoso y se lanzó de un salto sobre él. Pero el cazador, que tenía una gran puntería, le apuntó entre los dos ojos y le rompió la cabeza. Después le sacó el cuero, tan grande que él solo podría servir de alfombra para un cuarto. -Ahora se dijo el hombre- voy a comer tortuga, que es una carne muy rica. Pero cuando se acercó a la tortuga, vio que estaba ya herida, y tenía la cabeza casi separada del cuello, y la cabeza colgaba casi de dos o tres hilos de carne. A pesar del hambre que sentía, el hombre tuvo lástima de la pobre tortuga, y la llevó arrastrando con una soga hasta su ramada y le vendó la cabeza con tiras de género que sacó de su camisa, porque no teína más que una sola camisa y no tenía trapos. La había llevado arrastrando porque la tortuga era inmensa, tan alta como una silla, y pesaba como un hombre. La tortuga quedó arrimada a un rincón, y allí pasó días y días sin moverse. El hombre la curaba, todos los días, y después le daba golpecitos con la mano sobre el lomo. La tortuga sanó por fin. Pero entonces fue el hombre quien se enfermó. Tuvo fiebre y le dolía todo el cuerpo. Después no pudo levantarse más. La fiebre aumentaba siempre, y la garganta le quemaba de tanta sed. El hombre comprendió que estaba gravemente enfermo, y habló en voz alta, aunque estaba solo, porque tenía mucha fiebre. Voy a morir -dijo el hombre- estoy solo, ya no puedo levantarme más, y no tengo quién me dé agua siquiera. Voy a morir aquí de hambre y de sed. Y al poco rato la fiebre subió más aún, y perdió el conocimiento. Pero la tortuga lo había oído, y entendió lo que el cazador decía. Y ella pensó entonces: -El hombre no me comió la otra vez, aunque tenía mucha hambre, y me curó. Yo lo voy a curar a él ahora. Fue entonces a la laguna, buscó una cáscara de tortuga chiquita, y después de limpiarla bien con arena y ceniza la llenó de agua y le dio de beber al hombre, que estaba tendido sobre su manta y se moría de sed. Se puso a buscar en seguida raíces ricas y yuyitos tiernos, que le llevó al hombre para que comiera. El hombre comía sin darse cuenta de quién le daba la comida, porque tenía delirio con la fiebre y no conocía a nadie. Todas las mañanas la tortuga recorría el monte buscando raíces cada vez más ricas para darle al hombre, y sentía no poder subirse a los árboles para Ilevarle frutas. El cazador comió así días y días sin saber quién le daba la comida, y un día recobró él conocimiento. Miró a todos lados, y vio que estaba solo, pues allí no había más que él y la tortuga, que era un animal. Y dijo otra en voz alta: Estoy solo en el bosque, la fiebre va a volver de nuevo, y voy a morir aquí, porque solamente en Buenos Aires hay remedios para curarme. Pero nunca podré ir, y voy a morir aquí. Y como él lo había dicho, la fiebre volvió esa tarde, más fuerte que antes, y perdió de nuevo el conocimiento. Pero también esta vez la tortuga lo había oído y se dijo: -Si queda aquí en el monte se va a morir, porque no hay remedios, y tengo que llevarlo a Buenos Aires. Dicho esto, cortó enredaderas finas y fuertes, que son como piolas, acostó con mucho cuidado al hombre encima de su lomo, y lo sujetó bien con las enredaderas para que no se cayese. Hizo muchas pruebas para acomodar bien la escopeta, los cueros y el mate con víboras, y al fin consiguió lo que quería, sin molestar al cazador, y emprendió entonces el viaje. La tortuga, cargada así, caminó, caminó y caminó de día y de noche. Atravesó montes, campos, cruzó a nado ríos de una legua de ancho, y atravesó pantanos en que quedaba casi enterrada, siempre con el hombre moribundo encima. Después de ocho o diez horas de caminar se detenía, deshacía los nudos y acostaba al hombre con mucho cuidado en un lugar donde hubiera pasto bien seco. Iba entonces a buscar agua y raíces tiernas, y le daba al hombre enfermo. Ella comía también, aunque estaba tan cansada que prefería dormir. A veces tenía que caminar al sol; y como era verano, el cazador tenía tanta fiebre que deliraba y se moría de sed. Gritaba: ¡agua!, ¡agua!, a cada rato. Y cada vez la tortuga tenía que darle de beber. Así anduvo días y días, semana tras semana. Cada vez estaban más cerca de Buenos Aires, pero también cada día la tortuga se iba debilitando, cada día tenia menos fuerza, aunque ella no se quejaba. A veces quedaba tendida, completamente sin fuerzas, y el hombre recobraba a medias el conocimiento. Y decía en voz alta: -Voy a morir, estoy cada vez más enfermo, y sólo en Buenos Aires me podría curar. Pero voy a morir aquí, solo en el monte. Él creía que estaba siempre en la ramada, porque no se daba cuenta de nada. La tortuga se levantaba entonces, y emprendía de nuevo el camino. Pero llegó un día, un atardecer, en que la pobre tortuga no pudo más. Había llegado al límite de sus fuerzas, y no podía más. No había comido desde hacía una semana para llegar más pronto. No tenía más fuerza para nada. Cuando cayó del todo la noche, vio una luz lejana en el horizonte, un resplandor que iluminaba el cielo, y no supo qué era. Se sentía cada vez más débil, cerró entonces los ojos para morir junto con el cazador, pensando con tristeza que no había podido salvar al hombre que había sido bueno con ella. Y, sin embargo, estaba ya en Buenos Aires, y ella no lo sabía. Aquella luz que veía en el cielo era el resplandor de la ciudad, e iba a morir cuando estaba ya al fin de su heroico viaje. Pero un ratón de la ciudad -posiblemente el ratoncito Pérez- encontró a los dos viajeros moribundos. -¡Qué tortuga! -dijo el ratón-. Nunca he visto una tortuga tan grande. ¿Y eso que llevas en el lomo, qué es? ¿Es leña? -No -le respondió con tristeza la tortuga-. Es un hombre. -¿Y dónde vas con ese hombre? -añadió el curioso ratón. -Voy... voy... quería ir a Buenos Aires -respondió la pobre tortuga en una voz tan baja que apenas se oía -.Pero vamos a morir aquí porque nunca llegaré. -¡Ah, zonza, zonza!-dijo riendo el ratoncito-. ¡Nunca vi una tortuga mas zonza! Si ya has Ilegado a Buenos Aires! Esa luz que ves allá es Buenos Aires. Al oír esto, la tortuga se sintió con una fuerza inmensa porque aún tenía tiempo de salvar al cazador, y emprendió la marcha. Y cuando era de madrugada todavía, el director del Jardín Zoológico vio Llegar a una tortuga embarrada y sumamente flaca, que traía acostado en su lomo y atado con enredaderas, para que no se cayera, a un hombre que se estaba muriendo. El director reconoció a su amigo, y él mismo fue corriendo a buscar remedios, con los que el cazador se curó enseguida. Cuando el cazador supo cómo lo había salvado la tortuga, cómo había hecho un viaje de trescientas leguas para que tomara remedios, no quiso separarse más de ella. Y como él no podía tenerla en su casa que era muy chica, el director del Zoológico se comprometió a tenerla en el Jardín, y a cuidarla como si fuera su propia hija. Y así pasó. La tortuga, feliz y contenta con el cariño que le tienen, pasea por todo el jardín, y es la misma gran tortuga que vemos todos los días comiendo el pastito alrededor de las jaulas de los monos. El cazador la va a ver todas las tardes y ella conoce desde lejos a su amigo, por los pasos. Pasan un par de horas juntos , y ella no quiere nunca que él se vaya sin que le dé una palmadita de cariño en el lomo.

24 noviembre, 2008

Reflexiones y frases sobre la lectura y el libro

¡Qué placer es ver a los niños leyendo!!!!

La lectura es un potente generador de ideas, de sentimientos, sensaciones... Es el medio de transporte perfecto para conocer otros lugares, personas, historias... Un estímulo sin igual para desarrollar nuestra imaginación, aprender, enriquecer nuestro ser, nuestra mirada sobre el mundo... Por éso, cuando vemos niños leyendo sentimos un indescriptible placer y la satisfacción de saber que un niño que lee será un adulto que piensa!!!

20 noviembre, 2008

Conozcamos a Adela Basch

Biografía
Nació el 23 de noviembre de 1946 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Es egresada de la carrera de Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Su primer trabajo fue traducir libros escritos en inglés. En 1979 escribió su primera obra de teatro, estrenada en ese mismo año: Abran cancha, que aquí viene don Quijote de la Mancha. Desde 1986 hasta 1990 trabajó en el Plan de Lectura de la Dirección Nacional del Libro, coordinando talleres de promoción de la lectura y difusión de la literatura para chicos. Entre 1993 y 1998 dirigió las colecciones de literatura infantil de Coquena Grupo Editor (Libros del Quirquincho). En 2002 fundó Ediciones Abran Cancha, una propuesta editorial alternativa que —a través de la comercialización en circuitos no convencionales (talleres de lectura y expresión)— pretende generar espacios de encuentro entre los adultos y los chicos. Actualmente vive y trabaja en Buenos Aires y con frecuencia viaja por distintas localidades del país para coordinar talleres vinculados a los libros y la dramaturgia para chicos. Los lectores que deseen contactarse directamente con Adela Basch pueden escribir a: abasch@argentores.org.ar
Lecturas recomendadas...
Colección Cuentos de la selva, editorial El gato de hojalata. Formada por ocho originales historias escritas con musicalida e ingenio!! Había una vez un lápiz, combina texto y pictogramas. Una fantástica historia que invita a imaginar y seguir creando otras historias...

¡Señoras y señores, señoronas y señoritos! ¡Niños seriecitos y niñas aseñoradas! ¡Niñas traviesas y niños inquietos! ¡Pasen al teatro, a pasar un buen rato! En este escenario tenemos de todo. Podrán ver matrimonios de despistados que enloquecen por igual a vendedores y mozos. O, si prefieren, pueden disfrutar de las confusiones de un taxista que no va a ningún lado... Tenemos de todo, ¡el teatro está abierto y esperando! ¡Pasen y vean! ¡Pasen y lean!

Si quieren saber más sobre Adela y sus libros hay que hacer click aquí en el osito!

20 octubre, 2008

Sitio recomendado

Visitá el sitio didáctico, histórico y testimonial sobre el Partido de Moreno creado por la periodista Alicia Vicchio, junto con estudiantes de Periodismo y Comunicación Social UNLP-CeNUM/UBA. El Periódico de Moreno OnLine, el valor del contenido y la permanencia de la palabra...

31 julio, 2008

¿Por qué leerle a su hijo en voz alta?

  • Es divertido y, de esta manera usted ayuda a su hijo a crecer como lector y a tener una actitud positiva hacia la lectura y el aprendizaje.
  • Alimenta el amor de sus hijos tanto por la palabra escrita como por la oral.
  • Le da la oportunidad de redescubrir historias favoritas y encontrar otras nuevas.
  • Refuerzan en sus hijos el desarrollo de importantes habilidades lingüísticas que los ayudarán a aprender a leer por sí mismos.
¿Cuándo comenzar?
  • Comience ni bien sus hijos tengan unos pocos meses. El sonido de una voz leyendo puede calmar a un bebé que está molesto o entretener a uno callado y quieto. Y usted también lo disfrutará. Leer en voz alta puede regalarle muchos momentos memorables y emotivos.
  • Continúe leyéndoles a sus hijos aún luego de que ya hayan aprendido a leer. A los más pequeños les gusta escuchar que les lean libros que ellos aún no pueden dominar por sí mismos y a muchos adolescentes les encanta volver a escuchar sus historias favoritas.
  • Reserve alguna hora para leerle en voz alta a su hijo todos los días. Al mediodía, cuando los chicos vuelven del colegio, en la siesta, en la cena, mientras disfrutan del postre, antes de que se vayan a dormir... Encuentre el momento que mejor le funcione a usted.
  • Aproveche los momentos en los cuales la familia está junta. Pídale a su hijo que le lea mientras usted realiza tareas de la casa, por ejemplo, mientras lava los platos. En el desayuno léale en voz alta el diario.
  • Preste atención a las reacciones de su hijo. Si está inquieto, esto puede querer decir que su tiempo de concentración se está acabando. En ese momento, deje de leer e intente alguna otra actividad.
Fuente: Fundación Leer

30 junio, 2008

Algunas frases para espantar lectores

  • "Apagá la tele y ponete a leer"
  • "Si no leés, no jugás con esos jueguitos"
  • "¡Cuántas faltas de ortografía! Es porque vos no leés nada."
  • "¡Cuando yo era chico/a, leíamos mucho más...!"
  • "¡Todo el día en la computadora! ¿Por qué no leés un poco?"
  • "¿A ver? Contáme de qué se trata lo que leíste."

Oponer la lectura a otras formas de entretenimiento, utilizar la lectura como castigo y la televisión o los videos juegos como premio hará que nuestros hijos se alejen de los libros porque nosotros mismos estamos mostrándoles que leer es una actividad que se hace por obligación.

Lectura: preguntas y respuestas

1. Les invento cuentos pero no les leo ¿Hago mal?
Si usted inventa cuentos para sus hijos, les brinda un formidable ejemplo de creatividad y uso de la imaginación. Al incorporar el libro a estos intercambios, los chicos lo verán como otra fuente de historias maravillosas o informaciones interesantes.
2. Los chicos nos piden que les leamos siempre el mismo cuento ¿Está bien?
Los niños pequeños suelen pedir que se les lea o cuente una y otra vez la misma historia. Esta repetición les causa placer pues les brinda seguridad: la historia es previsible, y eso tranquiliza. Los chicos disfrutan al reconocer la secuencia de las acciones, los personajes, prever el final, oír las mismas palabras. Además al poder "distraerse del argumento", la intimidad con el adulto que narra y lee se intensifica y la voz, la calidez y la cercanía contribuyen al placer del momento.
3. ¿No son crueles los cuentos como "Caperucita", "Cenicienta", "Blancanieves" y otros con brujas y chicos que pasan situaciones duras?
Estos cuentos, descartados durante un tiempo porque se consideraron dañinos para los chicos, hoy han sido totalmente reivindicados. Los chicos se identifican profundamente con sus personajes. Los pequeños, los débiles y los buenos triunfan, el mal es castigado, y la astucia, la inteligencia y la solidaridad vencen al poder arbitrario y al autoritarismo. Su supervivenvia a través de tantos años prueba que responden a profundas necesidades humanas.
4. Sólo quiere libros de dinosaurios. ¿Cómo hago para que amplíe sus gustos?
No es preocupante que un niño manifieste un interés fuerte y sostenido por un tema determinado. Los adultos pueden ayudarlo a abrir ese tema, buscando otros relacionados con él: la prehistoria, otros animales que poblaron la Tierra o las etapas que tuvo la formación de la esfera terrestre dispararán nuevas lecturas. Es común que los chicos, después de haber leído una obra que les gustó, quieran leer sólo títulos de la misma colección o, si disfrutaron con un autor, busquen más títulos de ese autor. Existen diversos recorridos por el mundo de los libros, cada lector tiene derecho a elegir una puerta y su mapa de ruta.
5. Mi hijo sólo lee manuales escolares. ¿Éso está bien?
Es bastante común que los chicos se limiten a leer los libros de texto. Tanto la familia como la escuela pueden hacer mucho para cambiar esa situación. Colaborar, en forma personal o a través de la cooperadora, para formar una biblioteca circulante en el curso de los chicos, llevarlos a librerías y a ferias del libro, hacerles conocer la biblioteca municipal del barrio, dejarlos elegir sus propios libros y compartir libros con ellos son modos de ampliar sus lecturas.
6. Cuando mi hijo usa la computadora, ¿no está leyendo también?
Sí, está leyendo. De una manera distinta de la que empleamos al leer un libro. El libro tiene un principio y un final, tiene olor y textura, tapas y lomo. Algunos de los textos a los que se accede a través de la computadora se parecen a los de los libros. Otros son abiertos y se van construyendo sobre la marcha. Es importante que los chicos tengan acceso a distintos textos. Mientras mayor variedad pongamos a su alcance, mucho mejor.
7. ¿Es necesario que mi hijo/a tenga una enciclopedia?
A partir de la edad escolar, puede ser útil para los chicos tener una enciclopedia, ya sea en su tradicional formato en papel o en CD. Pero no es imprescindible tenerla en casa. La biblioteca de la escuela o del barrio pueden ser lugares adecuados para ir a consultarla (y, de paso, encontrarse allí con otros libros).

19 junio, 2008

¿Qué dar de leer a los chicos?

Las edades no son estrictas y el ejercicio cotidiano de leer puede acelerar etapas previstas como así también lo propuesto para una etapa puede continuar en la siguiente.
Bebés en brazos
  • Canciones de cuna, nanas, arrullos.
  • Poesías y canciones para jugar, reconocer y nombrar partes del cuerpo.
"Que linda manito que tengo yo..."
  • Poesías para jugar con palabras, rimas y sonidos.
"A la lata, al latero a la hija del chocolatero"
  • Cuentos con rima y ritmo para ser narrados.
  • Cortos, simples. De nunca acabar.
"¿Querés que te cuente el cuento de la buena pipa?
  • Libros diseñados para bebés: de plástico, tela, cartón duro, etc.
  • Libros de imágenes (simples, coloridas).
  • Libros juguetes: con formas, texturas, para tocar, explorar, etc.

Primeros pasos:

Además de los anteriores...

  • Rondas y juegos tradicionales.
  • Rimas de contar o de sorteo.

"Pata sucia fue a la feria..."

  • Para jugar con palmas (Populares, de tradición oral).

"En un convento borombombón, había una negra y seis negritos..."

  • Coplas simples.

"Vuela el chimango y el tero,

y también el picaflor.

Si los pavos volaran,

también volarías vos."

  • Cuentos con animales.

Repetitivos o acumulativos, de esos en los que las acciones se repiten o se agregan personajes hasta que se resuelve el problema del cuento.

"Los tres chanchitos, Ricitos de oro..."

  • Libros álbum (donde los textos se completan con la ilustración).

Jardín

Todas las poesías antes mencionadas...

Por ejemplo las de María Elena Walsh (Disparatadas, sin sentido)

  • Canciones y cuentos de animales, humorísticos , de amor, etc.
  • Adivinanzas, chistes, colmos, trabalenguas, piropos, etc.
  • Libros con imágenes.
  • Primeros diccionarios.
  • Revistas infantiles.

Primeros años de Primaria

  • Las canciones populares para niños.

"La gallina turuleca..."

"Mi barba tiene tres pelos..."

"Manuelita"

  • Los cuentos son sus favoritos: de hadas, maravillosos, con brujas, los clásicos, los de tradición oral...
  • Cuentos con personajes de niños valientes, sus familias y andanzas.
  • Relato con humor y mucha acción.
  • Libros de poesía para niños.
  • Reglamento de juegos.
  • Revistas infantiles.
  • Enciclopedias ilustradas de la naturaleza y animales.
  • Libros de Arte.

Últimos años de primaria

  • Las letras de canciones de intérpretes de moda.
  • Cuentos de miedo, aventuras, terror, suspenso, picarescos, de amor, de vidas ejemplares, con seres fantásticos.
  • Lectura de novelas por capítulos.
  • Leyendas argentinas, americanas y europeas.
  • Enciclopedias del cosmos, que hablen de la reproducción de seres vivos, de las culturas de otros pueblos, etc.
  • Historietas.
  • Revistas de deportes.
  • Revistas de interés general.
  • Diarios.
  • Atlas.

Primeros años de secundaria

  • Poesías en general.
  • Cancioneros populares, de rock, folclore...
  • Cuentos de misterio, policiales, de terror, de suspenso, humor, picarescos, amor.
  • Historias de líderes, con jóvenes protagonistas, con temas de actualidad (como el sida, las drogas, paternidad precoz ...)
  • Novelas cortas.
  • Biografías, diarios de viajes y diarios íntimos.
  • Obras de teatro.
  • Libros documentales.

Últimos años de Secundaria

Además de los anteriores...

  • Poesías y canciones sobre temas de derechos humanos, injusticia, amor...
  • Novelas históricas y de todo tipo.
  • Ensayos filosóficos.
  • Literatura periodística.
  • Crónicas.
  • Revistas políticas.

Fuente: Sana sana, colita de rana. Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba. Programa de promoción de la Lectura "Volver a leer".

31 mayo, 2008

Colección: Leyendas, mitos, cuentos y otros relatos ... de la editorial Longseller

Esta colección profusamente ilustrada, además de deleitarnos con relatos, presenta una infografía histórica, social, cultural y de actualidad sobre la comunidad. También incluye propuestas para trabajar en un Proyecto Temático. Podrás conocer las historias que cuentan ...
  • Incas
  • Mayas
  • Aztecas
  • Guaraníes
  • Collas
  • Mapuches
  • Tobas
  • Sioux
  • Pampas
  • Onas
  • Kayapó
  • Tehuelches
  • Wichís
  • Yámanas
  • Esquimales
  • Apaches
  • Chibchas
  • Chorotes

Entrando en el mundo de la lectura

La Sociedad Argentina de Pediatría recomienda incentivar el hábito de lectura en los niños. El primer paso para iniciar a tu hijo en este camino es hablarle y contarle historias desde antes de nacer. La lectura ayudará a tu hijo a comunicarse, desde bebé , con las personas y los objetos de su hábitat. Es un estímulo para que aprenda a hablar y a descubrir el mundo que lo rodea. La lectura lo va a ayudar a madurar.
Aunque el bebé no sepa leer disfruta mucho cuando al tenerlo en brazos se le cuenta historias, se le canta canciones o se le señalan objetos repitiéndole el nombre. También es muy importante hablarle al bañarlo y cambiarlo, contarle historias con personajes familiares o inventados. Otra muy buena idea es fabricarle libros y títeres para jugar junto con él. Los libros pueden hacerse con materiales que pueden estar en la casa como revistas, cartulinas, cartones, lápices de colores, témperas, etc. En el armado puede participar toda la familia, ya que es una actividad divertida, fácil y de bajo costo. El único límite es la imaginación.
Fuente: Mejoralito informa, año 1, no. 1.

11 abril, 2008

Lecturas recomendadas

Colección Canto Rodado
Esta colección contiene rimas, juegos de palabras, versos de abuelos y adivinanzas que pasan de boca en boca. Cada uno de los títulos es un encuentro maravilloso!!! No te lo pierdas, pedílos en la biblioteca:
  • Me lo contó un pajarito
  • Se ha perdido mi gallito
  • Veo, veo... ¿Qué ves?
  • Que llueva, que llueva
Los libros no fueron siempre así

Las cosas no existen desde siempre, ni fueron siempre tal cual las conocemos. Los libros tiene su forma actual gracias al papel que inventaron los chinos, a la encuadernación que nació en el imperio romano y a la imprenta de Gutenberg. Pero en el camino hubo también libros de arcilla, personas que los escribieron a mano uno por uno, tintas hechas con oro y plata, páginas envenenadas y mucho más...
Imaginación y creación en la edad infantil

Recomendado para padres, docentes y todo aquel interesado en la creación plástica infantil y otras esferas del arte, tratado en este libro. Las concepciones fundamentales explicadas por el autor tienen gran validez y autenticidad científica para la ejercitación y el desarrollo de la imaginación, las cuales se consolidan en el proceso creativo futuro. En un lenguaje claro y lectura amena descubriremos el proceso de creación e imaginación en el niño y en el adolescente, así como también la creación literaria y teatral en la edad escolar y el dibujo en la edad infantil.

25 marzo, 2008

Leer, leer, leer...

¿Cómo leerles a los niños?

Con cariño.

Con paciencia y entusiasmo.

Con cambio de voces.

Creando emoción y suspenso.

Con el libro en la mano.

Sin libros, narrándoles.

¿Dónde puedo leer?
En los brazos de quien me quiere y me cuida cuando soy bebé.
En las bibliotecas: de la escuela, del barrio…
En la sala de espera del médico.
En la paarada del colectivo.
En la cama.
En la mesa.
En el patio.
Bajo un árbol.
En la plaza.
En la escuela.
Sentados en el suelo.
En las librerías.
¿Cuándo leer?
Todos los días aunque sea algo cortito.
A los bebés: cuando le cantamos, en el momento de amamantarlo, o al cambiarlo, o al bañarlo o al comer la papilla y antes de dormir.
Cuando van creciendo: cada noche antes de dormir o al despertar.
Cada vez que el niño pida un cuento: a upa o en la falda de algún grande, en la mesa, en el suelo, trepados a un árbol…
En la escuela, cada día: en la biblioteca, en el patio,
En el salón de clase, cuando nos vamos de paseo, en el recreo.
Al momento de jugar (enseñarle rondas, juego de mano, juego de mesa)
Cuando está en cama y no puede salir a jugar.
Cuando es necesario estudiar, buscar información, resolver un problema, hacer u trabajo, divertirse, entretenerse, aprender, en el tiempo libre…
¿Quién lee…?
Lo mejor es llegar a leer solo, en intimidad.
Pero también es necesario y muy divertido que lo haga quien quiere y cuida al niño:
Madres, Padres, Maestras, Maestros, Doctoras, Médicos, Tías, Tíos, Enfermeras, Enfermeros, Amigas, Amigos, Abuelas, Abuelos, Compañeros, Compañeras, Madrinas, Padrinos, Hermanos, Hermanas.....

05 marzo, 2008

¡Comenzaron las clases!

Y nada mejor que recordar el excelente trabajo realizado el año pasado por los alumnos de segundo ciclo en el área de Educación Artística. Las imágenes que se ven en las fotografías fueron sacadas en la muestra de Anual que realizan las escuelas del distrito en esta área. Junto a los Profesores Carlos y Marilú los alumnos lograron un trabajo tridimensional impresionante!!! ¿Qué sorpresa prepararán para este año?

13 febrero, 2008

Astronomía

En este sitio encontrarás todo lo relacionado con el universo. La historia de la Astronomía en la Edad Antigua, Edad Media, en el Renacimiento, en la Edad Moderna y actual. Las distintas clasificaciones del cielo, el sistema Solar: el Sol, Júpiter, la Luna, La Tierra, Marte, Mercurio, Neptuno, Plutón, Saturno, Urano, Venus. Secciones como AFICIONADOS, TRIGONOMETRÍAS, MIRANDO CIELOS, ÓPTICOS, CONSTELACIONES, CALENDARIO, EXPERIENCIAS y FUENTES despertarán tu curiosidad y ganas de conocer!!! Como siempre, haciendo click en el logo llegarás a esta página.

07 febrero, 2008

Juegos matemáticos

Si te gustan los números y los desafíos esta página te va a encantar. Haciendo click en el logo encontrarás juegos que estimularán tu rapidez mental y agilidad para razonar. Además, incluye una serie de enlaces que te llevarán a descubrir el mundo de la Astronomía, de la Física, de la Música y mucho más!!!

06 febrero, 2008

Manualidades

En este sitio podrás encontrar ideas para crear con tus propias manos originales manualidades. Podrás encontrar la historia del origami e indicaciones sencillas para hacer con papel plegado interesantes figuras. ¡También hay recetas y trucos de magia! Hacé click en el logo "El mundo de Manu" para buscar ideas y crear.

03 febrero, 2008

El 80 % que contestó la encuesta sabía que...

La suricata o suricato (del swahili, "gato de roca") es un pequeño mamífero, miembro de la familia de la mangosta, que habita la región del desierto de Kalahari y el Namib en África. Es una de las mangostas más pequeñas; los ejemplares adultos pesan aproximadamente un kilogramo y rondan los 50 centímetros de largo, de los que hasta 25 corresponden a la cola. Es una especie diurna y de costumbres sociales. Son animales excavadores, que viven en grandes redes subterráneas con múltiples entradas. Sólo las dejan durante el día. El tamaño de las colonias puede alcanzar los 40 individuos. Las suricatas tienen garras fuertes y curvadas que utilizan para cavar, y un hocico bastante puntiagudo. El pelaje es marrón claro, con franjas cortas paralelas de color más oscuro en la espalda. Son conocidos por permanecer de pie en sus extremidades traseras vigilando en búsqueda de presas o para evitar ser sorprendidos por sus depredadores. La suricata es carnívora, consumiendo sobre todo insectos y arañas y también otros pequeños mamíferos. Cazan en grupos y protegen a sus jóvenes. Suelen ser criaturas simpáticas; por ello, en su zona de origen no es infrecuente que se las domestique como mascotas. En Occidente no se las considera aptas como animales de compañía, puesto que su comportamiento es sumamente destructivo en un domicilio urbano; en numerosos países la tenencia de suricatas, como de cualquier animal salvaje, está penada por la ley. Estos animales pueden transmitir la rabia, por lo que en África han sido perseguidos, aunque no ha disminuido mucho su número como para estar en peligro de extinción.
Fuente: Wikipedia

07 enero, 2008

Para leer en estas vacaciones...

*Ciencia*Experimentos*Fórmulas*Conocer*Descubrir*
Colección "Jugando con la ciencia"

Esta colección te va a encantar si tu pasión es realizar experimentos para descubrir cómo funcionan las cosas. Con experimentos sencillos aprenderás nociones científicas y podrás sorprender a tus amigos y familiares con tus descubrimientos.

*Aventura*Naturaleza*Amistad*Peligros*Travesuras*

¡Nada de tucanes!

de Elsa Bornemann

Si te gustan los animales este libro te hará reír y vivir una gran aventura. Es la historia de Tilo, un niño que vive en la provincia de Misiones y va a pasar las vacaciones con sus tíos y su primo Nacho que viven en la ciudad de Buenos Aires. Pero va acompañado de Boneco (su tucán). Juntos descubren los peligros de vivir en la ciudad y ...

*Brujas*Hechizos*Pócimas*Escobas*Transformaciones*Peligros*Aventuras*

Las brujas
de Roald Dahl
A las brujas ya no es tan fácil descubrirlas, tienen una apariencia "normal" y pasan desapercibidas, por lo que sin temor a ser descubiertas intentan eliminar al mayor número de niños posible... Nadie conoce cómo lo hacen excepto un niño y su abuela quienes descubren ...

Para no olvidar: La Muestra Anual 2007

En este 2008 que comienza no vamos a perder la oportunidad de recordar el broche de oro para el cierre del ciclo lectivo 2007... "La Muestra Anual" de trabajos realizados durante el año por nuestros alumnos de ambos turnos. En ella alumnos y docentes exhibieron los logros de su labor cotidiana con distintas modalidades:

  • Alumnos que explicaban sus trabajos sobre prevención de enfermedades.
  • Obras de títeres con guiones inventados a partir de la imaginación de los niños o surgidos de cuentos leídos adaptados por ellos mismos.
  • Teatro leído.
  • Radioteatro.
  • Baile de danzas tradicionales.
  • Presentación del libro creado por los alumnos de 4º, turno mañana, para enviar a los chicos de Salta.
  • Obras actuadas por los alumnos, con disfraces increíbles.
  • Dramatización sobre el funcionemiento del cuerpo humano.
  • Muestra de productos de huerta.
    Y mucho más, gracias al esfuerzo y dedicación de grandes y chicos para que ese día los visitantes entraran con una sonrisa y se fueran orgullosos de sus hijos.